Clasificación de los Impuestos

Redacción CS, 149 Visitas

Los impuestos se clasifican de diversas maneras, dependiendo de sus características y modalidades de pago.

Impuestos directos:

Están relacionados de forma directa con la persona o empresa, por ejemplo, el impuesto sobre la renta, el impuesto sobre el patrimonio, el impuesto sobre bienes inmuebles, el impuesto sobre sociedades o el impuesto sobre donaciones.

Impuestos indirectos:

Están centrados principalmente en los bienes y servicios, es decir, se aplican cuando las personas realizan una compra. No afectan de manera directa los ingresos del contribuyente, un ejemplo claro de este impuesto es el Impuesto al Valor Agregado (IVA) o los impuestos sobre el alcohol y los cigarrillos.

Impuestos proporcionales:

Son aquellos que no varían, están sujetos a un porcentaje fijo sin importar la liquidez que posea el contribuyente. Un ejemplo sería el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados

Impuestos regresivos:

El porcentaje del impuesto a pagar, está sujeto a la compra y no es fijo. Mientras mayor sea las ganancia el porcentaje será menor. No siempre es aplicable, porque conlleva a que personas con menos recursos paguen más que aquellas que tienen más posibilidades.
Impuestos progresivos: Están ligados a una mayor ganancia, es decir, cuando la persona gasta más el porcentaje será mayor. El ejemplo en este caso es el Impuesto sobre la Renta.